Master Classes, cursos certificados de terapias naturales. Transformación y relajación física y mental

¿Sabes qué o quién roba tu energía?

Somos seres humanos y solemos pensar mucho. Y la mayoría de las veces es lo que nos roba la energía. Es el hábito de pensar demasiado.

Es un hábito existente e integrado en cada persona. Asimismo, demasiado pensar puede dañar la mente y el cuerpo. Y no siempre pensar es malo, sino en los casos cuando llega la ansiedad, agobio, agotamiento…

Todo en lo que pensamos influye en nuestros emociones, comportamiento y estado de ánimo. Nuestros pensamientos es un reflejo y contenido de los procesos cerebrales, que al mismo tiempo pueden ser voluntarios e involuntarios.

  • Pero ¿sabías que este hábito es capaz de robar tu energía y bajar tus vibraciones?
  • Y entonces, ¿cuántos más otros hábitos, situaciones y emociones suelen robar tu energía?
  • Y ¿cuántos de ellos reinician tu campo vibracional y … se multiplican, aumentando tus lesiones acumuladas?

Algunos pensamientos pueden sobreexcitar y aumentar la actividad cerebral, conducir al exceso del trabajo y desgaste de energía.  Tales como creencias, ideas y recuerdos que interactúan entre sí.

También los pensamientos “intrusos” como la de preocupación, fracaso o del pasado suelen ser más como obstáculos a la hora de resolver asuntos, situaciones o problemas.

Además, cabe destacar de que estos pensamientos negativos y ansiosos incluyen miedos y preocupaciones sobre el futuro, posibles obstáculos y amenazas. Tan sólo parecen ser reales y crean un círculo vicioso.

¿Sabes cómo identificar este hábito que afecta negativamente todas las áreas de la vida y te roba la energía?

Estos son algunos de los principales síntomas:

  • Los pensamientos negativos son constantes, aparecen inesperado y espontáneamente, todo y todos te molestan e irritan.
  • No se detienen por más que te distraigas.
  • Los peores escenarios y conversaciones del pasado no dejen de ronronear en tu mente.
  • Los fracasos y lamentos se dibujan sin para en la cabeza.

Y todos estos pensamientos te roban la energía y causan cansancio, ansiedad, irritabilidad, insomnio, dificultad para dormir. Es un sin parar, con sensación que todo saldrá mal.

¿Te suena algo de esto?

¿Sabes lo que te roba la energía?

En este artículo voy a dar ejemplo de 3 hábitos que utilizamos prácticamente a diario. Y las consecuencias son poco o nada agradables, baja moral, disminución de autoestima, etc.

  1. Ganas de argumentar y discutir.

La mayoría de las personas suelen usar muchos argumentos, imponiendo su opinión y todo con el único objetivo: es ganar la disputa. Al mismo tiempo y de inmediato, estas disputas destructivas empeoran la salud, roban la energía y producen agotamiento emocional, físico y energético.

  1. Las quejas.

En mi punto de vista las quejas son las que no hacen nada para cambiar aquello no nos conviene, sino que nos hace obsesionarse con la parte negativa, robando la energía y enterrando al agujero vacío. Una sola queja es muy perjudicial para el equilibrio energético vibracional. Y si son constantes, se convierten en una trampa energética y empobrecen el estilo de vida. Las quejas son auténticas larvas energéticas que consumen y arrastran al “agujero negro” de la infelicidad.

  1. Las dudas.

Es una constante vacilación y falta de determinación ante las posibilidades de elegir algo. Estas dudas son perfectas ladronas de energía y vitalidad, pueden ser eternas y constantes.  Con el interminable “Y si … pero … ya lo veremos … no digo que no, pero … no lo sé .. no estoy seguro … “. Las dudas son alimentadas por los juicios, incertidumbre, inseguridad, inferioridad, complejos, miedos y por la incapacidad de controlar y manejar su propio espacio energético-vibratorio.

Lo olvidamos de que muy a menudo todas las respuestas y las decisiones nos llegan bajo la condición de una combinación de pensamiento-acción. La duda es más cruel que la peor de las verdades. Moliere.

Y por esta razón es tan importante excluir de la vida hábitos, situaciones y emociones que roban la energía, disminuyen la autoestima y anulan las vibraciones de bienestar.

¿Quieres saber cómo se puede deshacerse de este mal hábito que te roba la energía?

Este ejercicio funcionó para mí y para miles de personas que practican y aplican en su vida.

A continuación, estos son los beneficios de hacer este ejercicio:

  • Aumento de producción de las hormonas responsables de las emociones positivas, de amor y cariño, un estado de interna armonía, equilibrio y estabilidad
  • Sensación de paz, tranquilidad, bienestar y mucha confianza (a la mayoría les falta tanto)
  • Eficiencia y sintonización en los sistemas endocrino, inmunológico, cardiovascular y nervioso en el cuerpo
  • Se disminuye hasta desaparecer el estado guerrero, estrés y ansiedad

Entonces únete a mi nuevo grupo en Telegram

También puedes visitar un evento que estoy organizando para último fin de semana de mayo, el Retiro progresivo «Autoayúdate»

No olvides dejar tu opinión en los comentarios.

  • ¿Es tu caso?
  • ¿Te suena algo de lo que hayas leído?
  • ¿Tienes este hábito de pensar demasiado?
  • ¿Ya sabes qué o quién te roba la energía?

Si te parece interesante, comparte con tus amigos.

Svitlana Bytka

Formadora de cursos de marca propia, Facilitadora de Barras, Facelift Energético y Procesos de cuerpo de Access Consciousness, Máster de coaching y Psicología Holística, Naturópata y Terapeuta ocupacional.

Estoy especializada en terapias holísticas manuales y bioenergéticas.
Mi propósito es ayudar a RESOLVER PROBLEMAS de salud física y emocional mediante sesiones privadas y grupales.

Puede que también será de tu interés

Deja una respuesta